sábado, 11 de julio de 2009

EXILIO (interior)


No tengo tu refugio, tierra del abandono,
por más que haya pasado tu frontera secreta
con pasaporte en regla.
Y aunque hablo las lenguas de todas tus regiones
no encuentro las palabras que deshacen la pena.
El frío de tus noches que cala hasta los huesos
filtra el tiempo que fluye por los poros de mi alma
asmática y errante en su exilio imposible.

1 comentario:

Capitán Clostridium dijo...

Palabra que sólo puede ser una. Y si no se vuelve (o se regresa,o se retorna...) esa misma palabra es la que más te aleja.