jueves, 31 de marzo de 2011

Autorriografía (boceto)

                                     Libros de escolaridad: Miguel (1959) y Mª Carmen (1965)
                                                            _____________________

    Antes de nacer tú,  yo ya existía. Recorrí varios años de tu sueño navegando en la nada. Aprendí a hablar antes del grito umbilical de tu designio. Sudé la tinta azul de las palabras nuevas domando el pulso del destino con la frágil caligrafía de tu inexistencia. Brotó la sangre de la primera herida junto al cri-cri del grillo y el perfume del tilo. El terror me asaltó con su desvalimiento junto al brocal del pozo, la boca del abismo, antes de que tus miedos germinaran la luna. Acaricié otra piel antes que una placenta te envolviera en su amniótica seda. La mano del abuelo me acompañó a la música y a su explosión festiva de alegres pasacalles de la banda del pueblo, sin que aún presintieras la canción de tu vida. Jugué con un hermano, cantó el gallo mil veces y mis padres urdieron la trama del cariño para con esos hilos poder amarte luego, porque tú aún no estabas.

    Por fin trazó el azar sus líneas convergentes con otra perspectiva de olivares y ríos y apareciste tú, ignorante de todo, sin que yo lo supiera. Seguí creciendo luego y tú aprendiste todo lo que yo ya sabía: Las risas y las lágrimas, los colegios y el cine y las cuatro estaciones de cromos repetidos para luego rodar el film de nuestros sueños por caminos distintos que fueron describiendo sus trazos sinuosos. Algún día se cruzaron, tal vez, o pasaron muy cerca sin saberlo nosotros. Niños y adolescentes madurando el destino con células y amores que estuvieron a punto de torcer nuestra flecha. Días de fiesta y risas, amaneceres nuevos de cuerpos que emergían sus deseos y sus sueños a muy pocos kilómetros como si fueran miles.

    Un día de septiembre se produjo el milagro que iluminó su noche con luces de verbena que querían ser estrellas. Tu belleza serena inundaba el espacio. No sé quién notó antes el sismo de las células con epicentro allí. Las primeras palabras cuajaron un silencio que confinó al ruido. El bullicio exterior, la algarabía de feria, eran testigos mudos. Los ojos estallaron en miradas antiguas que venían del origen del corazón humano. Llaman enamorarse al azaroso encuentro. Bailamos las canciones que tocaba la orquesta, Dio come ti amo, con un abrazo tímido convertido en temblor y el frío de las manos de aquella madrugada cuyo abrazo perdura en la piel de los días que nos hicieron buenos en el mar de las sábanas.

   Así la vida escribe.


miércoles, 30 de marzo de 2011

Iluminar la palabra


                         Homenaje a Joan Salvat-Papasseit - Antonio Monterroso

                                            _____________________

Mi amigo Antonio Monterroso, con el que un día compartí espacios "áulicos" y charlas peripatéticas de gran valor simbólico ( a este lado del muro necropolitano) y literario, es un gran profesor y mejor poeta (y viceversa). Un poeta total que ilumina la palabra trascendiendo su dualidad saussuriana, inyectando al significante la luz de la inteligencia y de la creatividad para que resplandezca en nuestra percepción la polisemia oculta en su significado tras la simple tipografía y así  metamorfosearla en una caligrafía tan personal como bella. Auténtica poesía visual. La que nace en Altamira y en Lascaux y llega hasta Joan Brossa y sus geniales epígonos, entre los que Antonio es ya un artista consagrado.

Estos días (hasta el 24 de abril) y en el contexto de la programación de Cosmopoética 2011 podemos ver en la estación de autobuses de Córdoba una muestra interesantísima de lo mejor de su obra. No os la perdáis, si estáis cerca o venís. Alucinad como los viajeros que parten o arriban a  ese escenario tan homérico, tan poético.

Yo os adelanto aquí parte de su obra con este vídeo de Boek visual a modo de homenaje y como muestra de  amistad , para que lo disfrutéis.




                                                             *****

martes, 29 de marzo de 2011

سجن أبو غريب


Abu Ghraib
Abominable el día y la hora
de la infamia.
Es la faz de la fiera
frente al hombre
despojado de su dignidad




Imagen: Fernando Botero-Abu Ghraib

***

domingo, 27 de marzo de 2011

Le pont Mirabeau






                                                                           Leo Ferré

El puente Mirabeau mira pasar el Sena
Mira pasar nuestros amores.
Y recuerda al alma serena
Que la alegría siempre viene tras de la pena

Viene la noche suena la hora
Y los días se alejan
Y aquí me dejan

Frente a frente mirémonos-las manos enlazadas-
Mientras que pasan bajo el puente
De nuestros brazos -fatigadas-
Las hondas silenciosas de nuestras dos miradas

Viene la noche suena la hora
Y los días se alejan
Y aquí me dejan

El amor se nos fuga como esta agua corriente
El amor se nos va
Se va la vida lentamente
Cómo es de poderosa la esperanza naciente

Viene la noche suena la hora
Y los días se alejan
Y aquí me dejan

Huyen el lento día y la noche serena
Mas nunca vuelven
Los tiempos que pasaron ni el amor ni la pena
El puente Mirabeau mira pasar el Sena

Viene la noche suena la hora
y los días se alejan
y aquí me dejan


                                                                        Marc Lavoire




Guillaume Apollinaire
Versión de Andrés Holguín

miércoles, 23 de marzo de 2011

Cambio de hora



Cuando cambia la hora entre estaciones
se detienen los trenes que se cruzan
ajenos al reloj manipulado.
Es un cambio de agujas convergente
de esferas y raíles, de horas a deshoras,
de andenes despoblados de equipajes,
cuando el sueño viaja hacia su abismo
sin conciencia de haber perdido el tiempo.
¿Se para el corazón en el trayecto?


                      ***

Miguel Cobo Rosa

domingo, 20 de marzo de 2011

Limo




El agua, curso alto, cercano al nacimiento

se sabe montañoso en su erosión;

el limo es lo que queda.

El agua, curso medio, pendientes más suaves,

groseros abandonos, audaz canto rodado,

arenas que se agrandan y te engrosan;

el limo es el sustrato,

el limo es permanencia.

El limo se transporta por el agua, agota al sedimento,

aguarda desde el fondo;

el fondo de los ríos pantanosos,

el fondo de los lagos,

el agua que se duerme más tranquila.




Joaquín Pérez Azaústre



Foto de  Ansel  Adams- Galería en Flickr de Scott Nesheim


                                     ***

viernes, 18 de marzo de 2011

Regreso a Oniria



Habito en Oniria, náufrago de un sueño. Los mares vacíos limitan la nada. Mi edad no distingue pasado de futuro. Las eras del tiempo son solo un segundo. Aún no he nacido y siento que he muerto. Mi cuerpo proyecta la sombra de nadie y el signo infinito tatúa mi frente. Se escucha el silencio en su esfera helada. Se fuga mi sangre y traza una órbita en torno a la estrella que abdujo tu luz.

                                                                 ***

Fotografía de Mª Carmen Espejo: Buzo. Paseo marítimo de Cartagena

lunes, 14 de marzo de 2011

River man





Betty se acercó siguiendo su camino
aseguró que tenía algo que decir
sobre las cosas de hoy día
y las hojas caídas.
Aseguró que no había oído las noticias,
que no había tenido tiempo de elegir
un camino para desvanecerse,
pero que aún cree.
Voy a ver al hombre del río
voy a decirle todo lo que puedo
sobre el plan
para un tiempo en lila.
Si me dice todo lo que sé
sobre el modo en que un río fluye
y se muestra toda la noche
en verano.
Betty dijo que había rezado hoy
para que el cielo se aleje
o quizás se quede,
no estaba segura.
Pues cuando ella pensaba en la lluvia de verano
llegando de nuevo a su mente,
ella perdió el dolor
y se preparó para sufrir más.
Voy a ver al hombre del río
voy a decirle todo lo que puedo
sobre la prohibición de sentirse libre.
Si me dice todo lo que sé
sobre el modo en que un río fluye
supondré que
no me lo dice a mí.
¡Oh, cómo vienen y van!
¡Oh, cómo vienen y van!



Traducción de Alberto Granados


                                                    Versión original de Nick Drake


                                      
                                                     

                                                     Versión de Teddy Thompson


 
                                    


A mi hijo Alfonso, que me sugirió esta joya

                                                                       ***

jueves, 10 de marzo de 2011

Tarde de Marzo







En la orfandad del fin de las tardes de marzo

se respira tristeza

mezclada con oxígeno y otros gases innobles

que atraviesan las dudas de crepúsculos grises.

Noticias de catástrofes lejanas en la radio de fondo.

A veces el recuerdo de un rostro familiar

que ya no está o dice adiós muy lentamente.

La vida que transcurre rutinaria y monótona

ajena el sufrimiento de los otros.

La herida insolidaria del olvido que reabre una canción inesperada

en la emisión de tarde.

El dolor inconcreto que marca en los viandantes

un rictus abatido que denota una pérdida.

La cajera del súper no puede con su alma:

-Tres euros con cuarenta.

Dos kilos de naranjas y una tarde de invierno


                           ***

Miguel Cobo Rosa
 
 
 
 
Canción:   Elis Regina - "Águas de Março" - Ensaio

miércoles, 9 de marzo de 2011

DOS GARDENIAS








María Rita (en vivo)

Arriba: Fotograma de la película Chico & Rita de Fernando Trueba y Javier Mariscal

***

jueves, 3 de marzo de 2011

Mujeres de nuestro tiempo




Ni árbol, ni manzana, ni serpiente:

Ave del paraíso, libre siempre.

No la Eva pecadora, ni costilla de Adán:

Mujer entera.

Ni reina, ni princesa, ni muñeca:

Mujer en cuerpo y alma, mujer nueva.

Ni cigarra, ni hormiga de su casa:

Dueña de su presente y su futuro.

No la mujer de ayer con “sus labores”:

Mujer de hoy, amiga y compañera.

Ni madrastra, ni pobre Cenicienta:

Profesora, ingeniera, violinista…

No la Bella Durmiente, siempre a la espera

De su príncipe azul, desencantada:

Bien despierta al amor de carne y hueso.

Mujer de corazón y de esperanza,

Mujer igual,

Mujer codo con codo con el hombre,

Juntos en la ilusión y en las fatigas,

Compartiendo la lucha por la vida.





8 de  Marzo: Día Internacional de la Mujer


Fotografía: Rosalind Franklin