lunes, 27 de diciembre de 2010

Cálculo elegíaco



Cuántos de los que he conocido

(si de verdad los he conocido)

hombres, mujeres

(si esta división sigue vigente),

han atravesado este umbral

(si esto es un umbral),

han cruzado este puente

(si se puede llamar puente).



Cuántos después de una vida más corta o más larga

(si para ellos en eso sigue habiendo alguna diferencia),

buena porque ha empezado,

mala porque ha acabado

(si no prefirieran decirlo al revés),

se han encontrado en la otra orilla

(si se han encontrado

y si la otra orilla existe).



No me es dado saber

cuál fue su destino

(ni siquiera si se trata de un solo destino,

y si es todavía destino).



Todo

(si con esta palabra no lo delimito)

ha terminado para ellos

(si no lo tienen por delante).



Cuántos han saltado del tiempo en marcha

y se pierden a lo lejos con una nostalgia cada vez

mayor.

(si merece la pena creer en perspectivas).



Cuántos

(si la pregunta tiene algún sentido,

si se puede llegar a la suma final

antes de que el que cuenta se cuente a sí mismo)

han caído en el más profundo de los sueños

(si no hay otro más profundo).



Hasta la vista.

Hasta mañana.

Hasta la próxima.

Ya no quieren

(si es que no quieren) repetirlo.

Condenados a un interminable

(si no es otro) silencio.

Ocupados sólo con aquello

(si es sólo con aquello)

a lo que los obliga la ausencia.



Wislawa Szymborska
De "Fin y principio" 1993

Versión de Abel A. Murcia

8 comentarios:

NoeliaA dijo...

Hola, Miguel, llegué buceando por otros blogs, al tuyo.
Me parecen muy buenos versos y me gusta el recurso explicativo entre paréntesis.
Un abrazo y te agrego a la lista de blogs

Miguel Cobo dijo...

Noelia, es caprichoso el azar (como tu forma de llegar). Bienvenida a tu emerger "riográfico".
Continuemos navegando (o buceando).

Otro abrazo

Marisa dijo...

Magistral (si es que existe la magistralidad) la combinación de esas dos voces (a pesar de las miles que habitan allí) que has empleado en tu poema (o composición lírica), antagónicas y complementarias (la paradoja es exquisita) como la vida misma. Presencias deshabitadas, ausencias que habitan el corazón (si es que el corazón puede ser habitado por lo que no existe).

Espléndido, Miguel, me ha gustado muchísimo.
Mi beso "mistraliano (que no es mío porque te lo doy)

Rigoletto dijo...

Dubitativo poema (si se trata de un poema) con una visión insegura de la existencia. Creo, que yo tampoco estoy seguro. Vamos: que esta vida es un sinvivir!.

XuanRata dijo...

Gracias, Miguel, por darnos a conocer otras voces que vienen de lejos y suenan tan cerca (si lejos y cerca tienen todavía algún sentido).

Anónimo dijo...

Dudas e incertidumbres,a veces más,a veces menos;siempre presentes.Así es la vida.Saludos,Marifé

Anónimo dijo...

Relativizando para dar mayor énfasis a conceptos dados por seguros. Pensar siempre es un buen jercicio aunque no se usen mancuernas ni haga falta pagar una cuota fija.
Gracias por estos ratos, Miguel y por tus tres estrellas regaladas que puse en mi particular árbol de navidad:) (Kaperusita)

Isabel Romana dijo...

Maravillosa reflexión poética. No conocía a esta poetisa, y he quedado deslumbrada.
Un abrazo muy fuerte y feliz 2011.