jueves, 3 de septiembre de 2009

Anacronismo


Trae la brisa el perfume de las playas del norte
y con su lluvia núbil
se ciñe a tu vestido de senos transparentes
esta tarde translúcida de invierno en su crepúsculo.
Alumbran las manzanas
con su verde doncella
la liviandad del tiempo que se filtra en tus sueños.
No todo está perdido
diosa del mar mojada
en la inhóspita playa de febrero
donde perdí tu rastro con viento a barlovento.
Yo espero que la noche me refugie en tus lienzos
detrás del aguacero .



Imagen: "En la playa". Lienzo de Concha Márquez

4 comentarios:

Capitán Clostridium dijo...

Y el mar tiene Diosas que se mojan en Febrero. Palabras muy inspiradas, como siempre.

Basurero Usurero dijo...

Concepto interesante el de los senos transparentes. Suerte.

Anónimo dijo...

Entre Juan Ramón y Bécquer, don Miguel... Muy bueno. Nos estás acostumbrando mal y terminaremos por cortarte el cuello el día que declines: somos ángeles ftan fiermaente humanos...
Rigoletto

Miguel Cobo dijo...

Capitán, ¡ah! las diosas mojadas...¡qué humanas!
El tejido mojado de su túnica es el transparente, Sr. Basurero, pero las metáforas en el lenguaje poético todo lo reinterpretan (te dedico muy especialmente mi "Síndrome de Diógenes" que encontrarás en mi blog).
Y tú, Rigo, ¡hala!, por exagerar que no quede (mira que Rigo rima con amigo, por mucho que me asciendas a don Miguel). No renuncio -eso sí- a la condición de fieramente humano en el ser y en el escribir.
Gracias a los tres.