miércoles, 9 de noviembre de 2011

Bloc de notas



Nos arrastró la vida
para habitar la noche.
Solos tú y yo en su orilla.
Solos con nuestras manos
constructoras de abrazos
para que el río nos lleve
hasta el mar de los sueños.

***

Nuestro río tambien dejó en la orilla
el recado del tiempo eternizado.

***

El tiempo se detuvo en la calleja
de las flores que capta tu detalle
como la sombra que teje la madeja
en la pared que es límite y es calle.

***


Miguel Cobo Rosa

10 comentarios:

A.Torrante dijo...

Muy disfrutable poesía, pero me faltó entender la relación con el título.

Miguel Cobo dijo...

Amigo Torrante, escribo sin más pretensiones que las de tomar notas y apuntes en mi bloc. Ése es el sentido del título: este blog es un bloc. Lo escrito, esbozos, bocetos, esquemas. Los poetas de verdad ocupan otros ámbitos.
Gracias por sus amables comentarios.

Un abrazo

Alfonso C. Cobo Espejo dijo...

Me gustan mucho los versos de tu bloc, los de tu blog. Todos. Los poetas de verdad, como tú, ocupan cualquier ámbito. Me gusta cuando la gente no entiende todo. Qué aburrido sería de otra manera.

Un abrazo,

Alfonso

Alberto Granados dijo...

Muy buenos apuntes, Miguel. Ese tiempo se ve que te preocupa, como a mí. Aparte de un leit-motiv, es algo más. Algo que tendrás que aclarar algún día.
Yo ando espeso y barroco (por el pesimismo, más que nada), así que la fugaciad de la gloria mundana, y esas cosillas, me vuelca ya del todo.

Abrazo,

AG

A.Torrante dijo...

Ok, gracias por la explicación y la publicación Miguel!

Marisa dijo...

La última estrofa es para paladearla con calma. Las paredes que son límites acaban siendo calles. La sombra liberada, entonces, avanza delante de ti.

Un abrazo, Miguel.

XuanRata dijo...

Estos esbozos suelen ser los que mejor resisten el paso del tiempo, y en ellos al cabo de los años nos reconocemos mejor que en los productos más acabados.

Un abrazo.

Miguel Cobo dijo...

Hijo, amigos, quiero anotar en mi cartera la gracia de vuestras palabras verdecidas, a la espera de otro milagro machadiano de la primavera. No sé qué nos deparará, mientras tanto, nuestro retirado a los cuarteles de invierno.

Abrazos agradecidos

Miguel Cobo dijo...

Nuestro retiro, quise decir.

JOAN dijo...

Navegando entre los blogs he encontrado este espacio tuyo tan genial y poético, me ha encantado!!

Me seguiré pasando para huir de las rutinas!!

Abrazos desde Catalunya!!