lunes, 13 de junio de 2011

River of no return



video



                                                                  ***

6 comentarios:

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Como el tiempo encapsulado o, peor, el tiempo sin memoria posible, sin épica ni loa.

Miguel Cobo dijo...

Como un río sin retorno.

(Emilio, reconstruyo la memoria hidrográfica colectiva: La corriente me arrastra)

Alberto Granados dijo...

¿Por qué la mujer actual nunca canta canciones sentada encima de un piano? ¡Mira que hemos perdido! Muchas cosas se han ido para siempre, como un río sin retorno. Ahora sólo nos queda la nostalgia, incluida la de arcángeles como esta frágil rubia.

Muy oportuno, Miguel.

AG

Juan Herrezuelo dijo...

Nuestras vidas son los ríos sin retorno que van a dar ya se sabe, y uno nunca se baña dos veces en el mismo río
sin retorno,
y Mitchum era un tío de una pieza,
y cómo, después de acordado, da dolor.
(Para mí, la mejor canción de Marilyn...)

Miguel Cobo dijo...

Alberto, la mujer actual es Diana Krall. Se sienta delante del piano y lo toca (y también canta).
En cuanto a Marilyn, más vale su evocación nostálgica que una momificación contemporánea al uso, amigo Alberto.

***

Juan, ¿a dónde irán a dar los ríos de Riografía? Después de acordados dan dolor, sí, pero duelen más cuanto mayor es el tramo recorrido.
En un río sin retorno, es inútil nadar contra corriente.
Seguiremos riografiando (¡en qué río me he metido!)

Irene Bebop dijo...

Pobre Norma Jean. Es la única mujer guapa, la única musa, a la que no me permito odiar. Ya tuvo bastante en vida, tuvo que sonreír sin descanso para las fotos mientras por dentro se la comía la depresión. No puedo odiarla, no.

Yo cantaría sobre el piano si supiera cantar, y lo tocaría si supiera tocarlo. Ojalá ambas cosas.