jueves, 11 de noviembre de 2010

Graffitis






Me adentré en un domingo sin salida




***




Noviembre, devuélveme la lluvia de su llanto




***




Aquel reloj perdía el tiempo




***




Al atardecer escuchaba el silencio de los cuadros de Hopper




***




Las almas de los pájaros son las palabras de los poetas mudos




***




Se me hizo tarde y me quedé en ayer




***




El libro del otoño se quedó sin hojas y el sauce lloró palabras germinales




***




Tu belleza me duele al amanecer




***




Me aprendo de memoria los recuerdos




***

3 comentarios:

XuanRata dijo...

Aprenderse de memoria los recuerdos ¿no es lo mismo que olvidarlos?

Cómo disfruto con estos disparos que nunca son al aire.

Miguel Cobo dijo...

Quizá sea, Xuan, un denodado esfuerzo por combatir el olvido.

Por lo que a los disparos se refiere, es cierto, nunca son al aire; pero hay que dar en el blanco y esa ya es otra cuestión.

Saludos y gracias por tus valiosísimos comentarios. Prefiero uno de Xuan Rata que ciento volando (parafraseando a Joaquín Sabina, mi coetáneo y fugaz compañero de clase).

Alberto Granados dijo...

Pues tres años después te comento: Aforismos de lujo, instantáneas ráfagas de poesía de urgencia, sencillas intuiciones de eswe paqdazo poeta que eres.

AG