lunes, 22 de noviembre de 2010

El Espejo


Te desvela el espejo
su secreto de ayer.
Acumula miradas
que diluye su azogue
y nos devuelve rostros
que un día son enigmas
y al siguiente son huellas
de la memoria herida.



Imagen: Thomas Wilmer Dewing: “Ante el espejo” (Before the Mirror),

9 comentarios:

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Los espejos son cercanos; me siento cómodo en lo que ofrecen, en la mitología que ocultan. Hay una puerta abierta en cada espejo, un mundo por revelar. Los espejos y los sueños al borde mismo de cada palabra, Miguel. Siento pues muy cercano lo que has escrito. Como mío. Un abrazo.

Anónimo dijo...

El eterno espía de lo que no nos desvelamos a nosotros mismos, el espejo.
Muy bonita:)

Miguel Cobo dijo...

Aunque mi "especialidad" son los ríos (que también son espejos para los Narcisos), es cierto,Emilio, que éstos generan también en mí una magnética atracción, evocadora -además- de cientos de referencias literarias, pictóricas, cinematográficas... Hasta la lírica luna, en una de sus acepciones es sinónimo.
En el magnífico poema "El adiós", de J.A.Valente , encontramos otro que confiere al texto una dimensión "climática" estremecedora:

"Había un espejo humedecido
que imitaba la vida vagamente."

http://amediavoz.com/valente.htm

Mientras tanto yo ( mi yo freudiano)iré a mirarme con frecuencia a "El Espejo de los sueños"
Un abrazo riográfico y especular

Miguel Cobo dijo...

Querido Anónimo,llevas razón. La condición de espía de algún que otro espejo es inherente a la traición. Con la edad, los espejos traidores nos clavan sus afilados y crueles reflejos (también las fotografías).
Gracias. Un abrazo.

Irene Bebop dijo...

Y lo difícil que es algunas mañanas reconocerse en ellos!!!
Pero si hablaran...

Desmayos en tu clase no recuerdo, lo que no quiere decir que no los haya habido (más que probable). Cuando hago memoria, todos los percances que vienen a mi mente de esa época son de la clase de Educación Física... (¡mi eterna asignatura pendiente!)

Un beso, Miguel :)

Miguel Cobo dijo...

Irene:

http://www.elpais.com/articulo/ultima/Espejos/elpepuopi/20070909elpepiult_2/Tes

GLÒRIA dijo...

Miguel:
Otro hermoso poema que, en pocos versos, sintetiza la memoria, el reflejo. Buscaré el poema que citas de J.A. Valente, poeta que valoro mucho.
Gracias siempre por tu sensibilidad. Escribes en voz baja.

XuanRata dijo...

No se que fue de mi comentario: hablaba de espejos como básculas en las que nos subimos extrañados de que no pesen siempre lo mismo, extrañados de irreconocernos, y la culpa por supuesto es siempre de la báscula, por pesar el tiempo.

Isabel María dijo...

Los espejos ... cuánta refelxión guardan en sus reflejos. Cuánta formas diferentes de vernos en ellos. Me gustó Miguel.