miércoles, 10 de marzo de 2010

TRISTE EQUIPAJE


Distingo alguien extraño que se dirige al tren.
Veo destellos de rabia en su turbia mirada
de otros ojos distintos, de lunas desprendidas
que alumbran los andenes de la misma estación.

Hay un triste equipaje olvidado en consigna.

Nota cómo se acercan los fantasmas del odio.
Suben al tren. Se sientan. Ahora los contempla.
Esgrime una palabra que disuelve el silencio
y abre el alma en un grito que estalla en la estación.

Las sirenas acuden. Aúllan su impotencia
y cruzan impacientes las calles de Madrid.

***

Miguel Cobo Rosa


Imagen: Úrculo

8 comentarios:

Isabel González dijo...

Que bonito, Miguel.

Pamela dijo...

Las sirenas impotentes han recorrido estos días las calles de mi país, qué dolor más grande hay en este poema, lo comparto

Anónimo dijo...

Sólo faltan unas notas de jazz y sería tu universo poético al completo.
Muy bueno, Miguel Nos estás acostumbrando a un nivel alto, muy alto. ¿Hast acuándo y dónde se puede subir?
Un abrazo,

Rigoletto

Beluka dijo...

Me ha gustado mucho y me ha recordado a un libro increíble que me regaló mi señor en navidad: Emigrantes, de Shaun Tan. No tiene ni una palabra pero dice tanto como ese equipaje.
Te dejo un link:http://www.shauntan.net/books.html (el que en inglés se llama "the arrival")

Miguel Cobo dijo...

Gracias a todos/as.

Pamela, el poema recuerda los terribles sucesos de un 11 de marzo en Madrid. Mi solidaridad también con todos los chilenos, entre los que tengo buenos amigos.

Alberto, el don de la ebriedad es un don muy poético (Claudio Rodríguez), pero regalado entre amigos se nos sube a la cabeza y produce excesos tan generosos como los tuyos siempre.En cualquier caso - sea cual sea mi nivel- estará sujeto a los altibajos propios de una producción tan, en cierto sentido, delicuescente.


Beluka he visto los dibujos de Shaun Tan y recrean un mundo mágico, sugerente e inquietante (su bestiario doméstico, por ejemplo), lleno de belleza. Seguiré puntualmente tus recomendaciones y me orientaré en esos magníficos "imaginarios" visitando tu cuaderno de bitácora con la devoción habitual.

Alís dijo...

Magnífico poema para recordar tan terrible suceso.
Gracias por visitarme y permitirme así conocer tu página. Sé que me gustará volver por aquí.
Un abrazo

Ana Mª Carmona dijo...

Precioso poema D. Miguel, triste pero precioso e intenso a la vez. Soy Ana Mª Carmona antigua alumna del Algafequi, despues de tantos años todos los antiguos alumnos nos hemos encontrado gracias a facebook y tambien a vosotros los profesores.
Un saludo. Ana Mª Carmona Nadales

Miguel Cobo dijo...

Me produce una satisfacción muy especial hallar un comentario como el tuyo en mi blog: Eres la primera ex-alumna que aparece por aquí y este reencuentro, en un ámbito y en un tiempo ya muy diferente al del aula, le añade emotividad y alegría. Muchas gracias, Ana María. Un cariñoso saludo para ti. ¡Hasta pronto!