lunes, 23 de noviembre de 2009

Efecto Coriolis



Revolucionado
tragado por mi sangre en remolino
vuelvo al centro
en el vértice de todo
con locura redonda y colorada
de carrusel vertiginoso
y ciego.
Luego
devengo lento al corazón
y vuelvo a ti multiplicado

3 comentarios:

Miguel Cobo dijo...

Esta nueva etiqueta y el título del poema (por cierto, un poema de "adolesciencia") es una sugerencia de mi amiga y prof de Matemáticas del Instituto, Mª José Moya. El propósito inicial (ya explorado con otros textos y autores) sería conectar la ciencia con la poesía experimentando con el lenguaje, con las metáforas, con las fórmulas y con los postulados (por decir algo). Va por ti, Mª José.

Rigoletto dijo...

Muy bien, adolesciente. A fin de cuentas, el amor sólo es una actividad extra de las terminaciones neuronales... a mitad de camino entre la biología y la métrica.
Rigoletto

Capitán Clostridium dijo...

Sí, señor. Gran contribución del científico homónimo que sirvió para el desarrollo de la Oceanografia y Meteorología allá por el siglo XIX.