domingo, 30 de junio de 2013

Diario del funambulista ( y junio III )





21 de junio


Caída

Ahora has percibido la polifonía de la luz.
Luminosidad sonora que se expande
en su cósmica diafanidad. El eco, sin embargo,
produce burbujas irisadas en el silencio.
Tu cuerpo gira en caída libre sin miedo ni vértigo.
Sabes que no habrá golpe en la absoluta infinitud.

***

22 de junio

Cualquier civilización es susceptible de ruina.
Hubo cataclismos que borraron todo vestigio.
Ni una huella para la fruición de los arqueólogos.
Al final, el pasado en nada se distingue del futuro.

*** 


23 de junio

Contaría uno a uno los granos de arena
de esta playa del sur para demorar
a contratiempo la llegada de la noche
y fermentar con lentitud la levadura
del deseo, mientras tu cuerpo se ofrece
al sol en la decantación de su flama.

***


24 de junio

Tan frágiles los recuerdos
de la más tierna infancia...
Cuando caen al fondo de la memoria,
se hacen añicos.

***


25 de junio

En el jardín de Kafka
los insectos celebran la fiesta
de su Metamorfosis. En el ojo
izquierdo de la calavera ornamental
se esconde el escarabajo áureo.
Si te atreves a agitarla
y el coleóptero cae de espaldas,
encontrarás el tesoro de Darío.
Pero habrás de recordar
el conjuro del criptograma:
"¡Oh, quién fuera hipsipila
que dejó la crisálida".

***


26 de junio

Pulsión de caer

Caerse de bruces
Caer en la cuenta
Caer en el descuido
Caer en el error
Caer en el descrédito
Caer en el desprecio
Caer en desgracia
Caer en el olvido
Caer en silencio
Caerse el alma a los pies...
¡Y no tener donde caerse muerto!

***


27 de junio

Es verano y el río
parece más cansado.
Las aves atardecen en el soto
y urgen al sol
para que cierre el día.
La ciudad será lecho de amor
cuando la luna encienda
su reflejo en el agua.
En la orilla germinan
las semillas del tiempo.

***
 

28 de junio

El corazón, la aguja;
la memoria, el ovillo.
El tejido: La vida.

No hay tiempo a nuestra edad,
cualquiera que esta sea,
que pueda destejer el hilo
del recuerdo.

Mi memoria, el ovillo;
tu corazón, la aguja...
Tejiendo nuestras vidas

***


29 de junio

"No hay solo andar, también silencio, en tu reloj,
que además ignora el caminar en círculo".

Joseph Brodsky



Todos los alambres deambulados. En el diario
solo queda una hoja. La luna errante se cubre
con un velo, como una novia que espera y duda
en el altar si volveré con un sueño o una promesa.
Las horas están contadas. Sobre la esfera del reloj
un escorzo y la penúltima reverencia.

***



30 de junio

ADIÓS

Deserté del vacío que se abría
entre tus emociones y mis pies.
Desvertigué la altura desde el cielo
al que mirabas tú tras mi traspié.
Me espera el océano del olvido
con sus olas de adiós y de vaivén.
Si un día nos encontramos en la playa,
recuerda lo que al viento le llevé.

***

9 comentarios:

Alberto Granados dijo...

Magnífico, Miguel. Se echaría de menos este diario... si no fuera porque desde mañana nos sorprenderás con otra iniciativa que se te ocurra y que, no me cabe la duda, será magnífica.
Adios al mundo funambular. Devolvamos los pies al suelo y esperamos hasta esta noche o mañana, como muy tarde. Nos queda Miguel para rato.

AG


AG

XuanRata dijo...

En esta entrega hay una caída, o más, casi cada día: creo yo que pueden ser las ganas de encontrar la arena más cercana, retornar al suelo como el se toma unas vacaciones. Pero ojalá que el funambulista ni en verano decaiga.

Un abrazo.

Juan Herrezuelo dijo...

Si los ríos van a dar en la mar, ¿dónde desembocan los alambres? Acuático y aéreo.. serás también fuego y tierra, y cuando vuelvas traerás promesa de otro sueño, otro reloj, otra emoción, nunca el olvido.

(Magnífico el artículo de Vicent al que me derivaste...)

Abrazos estivales.

José Luis Martínez Clares dijo...

Estos versos nos ponen el verano en bandeja. Gracias, maestro. Abrazos

Gustavo Figueroa V. dijo...

Una perfecta radiografía del ser humano a través de este poema-diario; el Ser emoción y reacción frente a la vida y ante si mismo, todo, no exento, de las angustias y alegrías por los que pasa el tren de su existencia.
Miguel, reciba mi saludo y admiración!

Jorge Ampuero dijo...

Certeros versos,
nos leemos.

Saludos.

PMPilar dijo...

'al diario le faltarán las hojas que el viento llevó para sí porque se encantaba entre versos'

Fuerte abrazo

José María Souza Costa dijo...

Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

Ballerina dijo...

Segunda visita que hago al blog y no será la última, desde luego. Interesantes conceptos expresados en certeros versos.

Un saludo.