lunes, 20 de mayo de 2013

Diario del funambulista (mayo II)










11 de mayo


El lunes compré una camisa Fashion Glace
con etiquetas de Bangladesh,
por 30 euros y 300 muertos.

El miércoles adquirí un pantalón de Truk out
fabricado en Bangladesh,
por 45 euros y 600 muertos.

El viernes conseguí un chandal de Nik-Adid
made in Bangladesh,
por 62 euros y 900 muertos.

El domingo no compré nada
fabricado en Bangladesh,
pero seguía aumentando la cifra de muertos.

***


12 de mayo


La vida no se atiene jamás al plan que diseñaste.
No se ajusta al guión que escribiste aquel día
de inspiración sublime ni a la partitura
que al alma y corazón sumó el bolero.
Exige, por demás, respuestas inmediatas
a sus requerimientos y nunca se conforma
con que la vivas, sin más, a tu manera.
Y aquí me tienes, buscando las palabras necesarias
para explicarle qué voy a hacer con ella,
sin planteamiento, nudo y desenlace,
pues me dice que no es una novela. Por eso,
escribo este diario: para que no se me vaya
de las manos.

***



13 de mayo

Provengo de la denigrada estirpe de los constructores
de la Torre de Babel, primer rascacielos del que se tiene
noticia en el devenir de los siglos. Albañiles de todos los lugares,
unánimes en las palabras, forjamos los cimientos de los fundamentos
del cielo y de la tierra para escalar hasta la Eternidad
por la escalera de caracol del entendimiento perfecto.
Mas nuestra inquebrantable fe en aquella obra fraternal
fue interpretada por el Divino Arquitecto (o por sus exegetas
de Babilonia) como un acto de soberbia y decidió
encriptar nuestros planos con la lengua de los poetas.
Desde entonces (y tal vez hasta el fin de los tiempos) nos perdió
en el laberinto de los letreros ininteligibles del que tratamos
de salir haciéndonos preguntas en el idioma arcano, heredado
de la ciencia infusa. Pero ya no nos entiende ni Dios.


***


14 de mayo


Evoluciono, en proporción directa a mi verticalidad
en altura, hacia la invisibilidad extática.
El funámbulo invisible desafía todas las leyes del Universo
en su conquista de la ingravidez.
Desde las premoniciones orbitales de Tycho Brahe,
corregidas por su discípulo Johannes Kepler,
cuyas elípticas recorre impertérrito desde el afelio
hasta el perihelio, afrontando la atractiva formulación gravitatoria
del ínclito Isaac Newton: Todo un desafío en la cuerda.
Sin olvidar la infinita concentración que supone esquivar
la triple y sinuosa radiación del efecto Doppler,
sobre cuyo espectro polícromo se desplaza flotando.
Todo esto para nada, porque, como es invisible,
nadie lo cree. ¿Vosotros me creéis?

***



15 de mayo

Quien dijo que la distancia más corta entre dos puntos
es la línea recta, jamás ha caminado con los ojos vendados
por una cuerda tensa atada a los extremos del abismo
escuchando los aullidos del viento en la cumbre del vértigo.
La duda en el vacío se mide en años luz por cada paso
y los viejos relojes precipitan la arena de un planeta desierto
en la infinitud de una palabra inseminada por la muerte.

***



16 de mayo

La ventana del preso es testigo
del desconcierto de los pájaros
ante le resplandor del relámpago.
Las brújulas señalan el sur
y las agujas del reloj invierten
el sentido de su marcha
para ajustar la luz del atardecer
al concierto de los instrumentos
del viento: el silbido del tren,
la sirena del barco, tu respiración...

***



17 de mayo

Por las líneas de tu mano
se deslizan lentamente
mis pasos funambulares

Voy y vengo de la suerte
al corazón
y caigo en la tentación
de leerte los deseos

Y es la vida en el trayecto
del destino y la lectura
de adivino quiromante
toda una buenaventura

***



18 de mayo

Arden las noches de Nueva Orleans
mientras los saxofones
extraen la raíz cuadrada de la melancolía.
La libertad
es un soplo asmático
que hace temblar con un blues
las telarañas azules del tugurio
donde los negros se ganan la vida
con el sudor de su...muerte.

***



19 de mayo

La armónica de Hugo Diaz

Esta noche recorro en un desgarro
del tango que me lleva en alas del recuerdo
del altiplano a un sueño volando
de los Andes a la Pampa escuchando los sones
de una armónica sorbida por los labios que besaron
otros labios heridos de nostalgia, amores portuarios,
milongas tristes, melodías de arrabal.

***



20 de mayo

Corriente alterna

Tal vez sea la única silla
donde se han sentado
más negros que blancos.
Antes de irte a dormir
acuérdate...
de apagar la luz.

***

6 comentarios:

Alberto Granados dijo...

Estas recopilaciones son todo un circo de palabras, amigo funambulista. Contienen desgarros, ternura, magia, sabiduría y todas esas músicas gastadas que nos gustan.
Lo bieno de los funambulistas es que viven con los pies lejos del suelo: toda una garantía de conocimiento.

AG

José Luis Martínez Clares dijo...

Nueva Orleans nunca estuvo tan meridianamente negro como en tus versos. Abrazos

BEATRIZ dijo...

Me gustó el del 15...sugerente y a la vez tiene ese dejo de subversión a lo establecido.

Un placer

Saludos y buena semana.

XuanRata dijo...

Son tus poemas diarios, Miguel, un maravilloso y terrible periódico en el que todas y cada una de las noticias le atañen directamente a uno.

Un abrazo.

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Yo quiero ver esto en un libro. Editado. A mi amigo Cobo con la sonrisa puesta, como la canción de Tequila. El diario a la calle. A los escaparates. Es que es muy bueno.

Alberto Cubeiro dijo...

Descubrimiento enriquecedor el de tu blog. Cuando uno lee lo que le gustaría escribir sigue la enorme motivación de ponerse a ello.
Un saludo y me quedo, con tu permiso, por estos lares.