viernes, 9 de noviembre de 2012

PIEZAS DE EQUILIBRIO


                                                 Fotografía: Lourdes López Rodríquez


 

Franjas de luz fugaces, amarillas,
alumbran el andén. Me desvela
la turbia claridad que anuncia
una nueva estación. El vaho
empaña los cristales, la mirada.
Es gélida la noche. El corazón
ocupa en el vagón un espacio vacío.
Se va de mí. No espera
ya el final de este viaje sin destino.
Después de tanto tiempo
este tren es testigo del latido constante
de la melancolía.
Qué incierta la noticia del olvido
como tu adiós inerte: esa lágrima
última. La mano que no aprieta y desanuda
los dedos del amor, el equipaje huérfano,
recuerdos, fragmentos hechos trizas.
El tren se despereza entre olivos de sombra y agualuna.
La melodía del tiempo
es una densa bruma de trompeta:
El blues del desamparo recorre los vagones
con su negra tristeza. Túnel sin luz final.
¿Teje ahora Penélope o desteje?
¿Espera o desespera?
¿Dónde hilaba su música el olvido?
Miro el reloj ahora. Inerme me convoca
en su mórbida esfera inescrutable.
Y esta hora sin huso
sin latitud ni longitud posible
en el cambio de agujas que presiento
cae por su propio peso del infinito al cero,
se desploma del aire del reloj
y urde en la noche su proceloso sueño
cruzándose con trenes que regresan
desorientando brújulas, hiriendo catenarias.
Avanza el tren.
La soledad se espesa como nimbos veloces
atravesando el cielo. Hay una luna esquiva,
ajena al maquinista.
Con piezas de equilibrio
-leve en su gravedad-
ya mi alma viajera se deshace
y avanza, con el tren, imperturbable.
 
 


                      Miguel Cobo Rosa
 

8 comentarios:

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Siempre pensé en los trenes como algo mitológico. Inclluso antes de saber qué significa eso de que algo sea mitológico. Siempre que los he tomado he sentido una punzada que no he sentido con ningún otro medio de transporte (y me he montado en helicóptero, eh!) LOs trenes son ríos de algún modo. Eres un incorregible, mom ami.

XuanRata dijo...

Soledad, olvido, pérdida, melancolía, , con estas piezas puede crearse un tren que atraviese la noche o un poema que despliega sus raíles a medida que avanza y nos deja con el vacío en el estómago que produce la velocidad sin asideros.
Debiste avisarnos en el primer verso.
Un abrazo.

Miguel Cobo dijo...

Emilio, está bien eso: Los trenes son ríos. El viaje es un río, como la vida. Los trenes salvan ríos a través de altos puentes de hierro. El puente sobre el río Kwai. Lo riográfico no descarrila.

Un abrazo, mon ami.

***

Xuan, esperaba este tren desde hace tiempo. Tal vez sea un tren perdido, que deja un vacío en las estaciones por las que pasa. Es un tren que no se detiene y viaja a ninguna parte. Tal vez un día cuente la historia de sus decepciones; de las frustradas expectativas de su maquinista.

Solo me queda el consuelo de saludar a mis grandes amigos en esta estación.

Un abrazo.

Alberto Granados dijo...

El poema no podía ser más netamente miguelcobionao: tren, río, desamparo, noche, blues... todo tu universo, largamente cultivado. Y muy, muy flizmente.
Me gusta que reaparezcas, Miguel.

AG

José Luis Martínez Clares dijo...

Los trenes no son un medio de transporte.
Son un estado del viajero, el lugar donde velan sus armas los emigrantes, los nómadas o los exiliados.
La luna es ajena porque nadie que vaya en un tren puede verla. Los trenes no tienen ventanas; tienen pantallas de cine.
Tus versos... tus versos tampoco son un medio de transporte, auqnue pueda viajar en ellos. Espero que sea largo el viaje.
Abrazos

Miguel Cobo dijo...

Alberto, algún trayecto compartido nos permite recordar aquel viaje mientras "sonaba la trompeta de Louis Armstrong"...El tiempo pasó; la amistad perduró.

***

José Luis, es un placer subir a esos trenes con compañeros de viaje como tú. Habrá una Estación Termini, pero siempre nos quedará el recuerdo de estas conversaciones.

Abrazos.

Patricia Jaraquides Albusac dijo...

Hola, Miguel. Soy Patricia,(sobrina de tu hermano Juanma). He encontrado tu blog por casualidad y lo visitaré muy a menudo, porque últimamente estoy interesada en la poesía y los poemas.

Yo tengo varios blogs, si quieres puedes visitar algunos, como http://ljuveniles.blogspot.com o éste que acabo de empezar hace poco: http://oniricoyrealidad.blogspot.com

Miguel Cobo dijo...

Patricia, gracias por tu comentario. Ten por seguro que voy a visitar tus blogs. Y sé siempre bienvenida a este: Espero que te guste.

Besos