sábado, 19 de febrero de 2011

Una tarde cualquiera con José Hierro en la casa

LA CASA


UNA TARDE CUALQUIERA



***

11 comentarios:

Marisa dijo...

El tiempo, ese enemigo al que no podremos vencer jamás...
"Se está muerto aunque lata el corazón", gran verso, tanto como triste.
Buena selección de José Hierro, Miguel.

Besos atemporales.

Miguel Cobo dijo...

Marisa, además la voz de José Hierro es tan cálida y humana...Nada que ver con la desmesura de ciertos rapsodas.

Besos de una tarde cualquiera

Irene Bebop dijo...

Pronto, pronto salgo. Estoy bien, ¿eh? No vayas a preocuparte. Mis enfermedades crónicas no son mortales, apenas peligrosas, de mentirijilla, ya sabes.

Prometo RÍOS de tinta muy pronto!

Manuel Cuesta dijo...

Amigo Miguel, me encanta que mis "Días Rojos" sea ya banda sonoras de vuestros días... Ya tengo tu Blog como una de mis redes de Spiderman en el mío. Abrazos.

Miguel Cobo dijo...

Manuel, ¡qué alegría verte por aquí! Esta mañana he estado en mi antiguo Instituto para una lectura poética y les he hablado de ti a los alumnos.
Y a mis amigos del blog: ¡Escuchad a Manuel Cuesta! Cantautor con talento, sensibilidad y creatividad. Por no hablar de su sencillez y de su calidad humana.

http://www.youtube.com/watch?v=4AslDVxq67w

¡Gracias, Manuel!

Rodolfo Serrano dijo...

Gracia, amigo, por compartir amistades y versos

Miguel Cobo dijo...

Rodolfo, al leer su poema "Hace 25 años" he percibido algo más que afinidad (casi coincidencia) en nuestras preferencias y sensibilidades poéticas. Por ejemplo, observe este fenómeno meteorológico en sendas atmósferas:
a)La suya.
"Andábamos en una de esas tardes
con el cansancio suave que nos deja
la pasión ya vencida..."
b)La mía:
http://riografia.blogspot.com/2009/06/crepusculo.html

Encantado, amigo.

Rigoletto dijo...

Impresonante oír de viva voz muerta al propio autor, también muerto, pero siempre vivo en el recuerdo.
Paradojas.

AG

Miguel Cobo dijo...

En la impresionante voz de José Hierro resuena toda su ejemplar biografía. Por decirlo de la manera castiza al uso, qué pedazo de ser humano.

Alberto, buenas noches.

XuanRata dijo...

Sobre lo que se va y se queda con nosotros para llevarnos también. Qué emocionante escuchar la voz serena y sin mancha de José Hierro.

Miguel Cobo dijo...

Cierto, Xuan, no siempre la voz física del poeta acompaña a su voz poética. De ahí el formato del post en audio.
Un abrazo