jueves, 10 de febrero de 2011

Contradiccionario: Prejuicios & Sushijos



* Este inhóspito mundo es invivible; pero aún sería peor una vida inmorible.

* Si  te desvives por mí, puede que algún día yo me desmuera por ti.

* ¿Pervivir en el recuerdo o permorir en el olvido?

* Sobrevivió a todos los contratiempos, mas al final no sobremurió.

Se reviven ciertos momentos y se remueren los momentos inciertos.

* La inmortalidad es retórica; la invitalidad es preeterna

* ¿Y si todos los hombre son mortales, todas las mujeres son vitales?

* La conciencia permite la percepción lúcida de los estados del alma. La sinciencia es el feliz desconocimiento de la propia ignorancia.

* Escribo perversos: Soy un poeta maldito (y malo). Quizá algún día me convierta en bueno. Entonces escribiré conversos.

* Ni politeísmo, ni monoteísmo, ni ateísmo: Teísmo sin prefijuicios.

* Los sacrificios son mucho más crueles que los laicificios.

* La suficiencia menoscaba la excelencia.

* Si un deseo es un acto en potencia, cuando no se consuma es exacto.

* Por tanto la actitud más correcta-siempre referida al pasado- es la exactitud.

* En la consulta es muy frecuente el paciente impaciente.

* Es paradójico, pero las contradicciones no figuran en el contradiccionario.

* Inteli es el  nuevo prefijo preferido por la gente



****

Imagen: Marche Shanga - La jupe verte.  Miquel Barceló

8 comentarios:

Kaperusita dijo...

Guau!! impresionada, que no presionada, me dejas. Tu manejo de las palabras es envidiable.
Un abrazo:)

Rigoletto dijo...

Bien Miguel, vas consumando (que no con-restando) tu sabia creatividad en nuevos perimentos de futuro (que así dejan de ser ex-).
Sorprendente la magia en torno a vida y muerte.
Te superas, o es que yo me infero, que no lo sé, al leer tus creaciones.

AG

Miguel Cobo dijo...

Kape, ¿no será que las palabras nos manejan a nosotros? Lo dejamos en endiviable. Otro abrazo.

***

Perimentos podría ser una palabra interesante, Alberto: juegos verbales alrededor de la mente. No te inferas, que si no me descalcificas. Jamás me oirás decir lo que el joven Pablo: Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Pero aprovecho ahora para adular a los que pasan por aquí sin comentar, que podrían ser 48.956.893 (¡o menos!, que decía Coll)

Marisa dijo...

Inteligente e ingenioso juego literario de palabras y vida. Ramón Gómez de la Serna haría buenas migas contigo...me has recordado a sus greguerías...
Un a-brazo, o dos.

Miguel Cobo dijo...

Marisa,las greguerías de don Ramón me engancharon desde muy joven. Creo recordar que comencé a leerlas em el diario ABC, escritas "ad hoc" en sus colaboraciones semanales (últimos años 60). Luego, he jugado mucho en clase con las palabras y proponía a mis alumnos palíndromos, jitanjáforas, calambures, acrósticos... ¡y también greguerías!
Recuerdo algunas inventadas por ellos:

- El grillo es el árbitro de los insectos.
- La lavadora es el tiovivo de los trapos.

En realidad estos ludismos no dejan de ser "Espejo de lo que somos" ( Desafortunado slogan que se utilizó para promocionar TELE MADRID: "Espe jode lo que somos").

Abrazos sin prefijos.

XuanRata dijo...

No son juegos de palabras sino el jugo de las palabras, lo que nos ofreces. Y además sin dosificar. Sigue escribiendo perversos, por mucho tiempo.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Qué buen rato de lectura, Miguel.
Metalingüística pura. Juegos con el lenguaje, alrededor de las palabras, sintiéndolas, haciéndolas tuyas.
Algo parecido hice yo hace tiempos y también he probado en clase con los alumnos.

Un abrazo.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Greguerías, coberías...