sábado, 20 de febrero de 2010

Nada dos veces


Nada sucede dos veces
ni va a suceder, por eso
sin experiencia nacemos,
sin rutina moriremos.

En esta escuela del mundo
ni siendo malos alumnos
repetiremos un año,
un invierno, un verano.

No es el mismo ningún día,
no hay dos noches parecidas,
igual mirada en los ojos,
dos besos que se repitan.

Ayer mientras que tu nombre
en voz alta pronunciaban
sentí como si una rosa
cayera por la ventana.

Ahora que estamos juntos,
vuelvo la cara hacia el muro.
¿Rosa? ¿Cómo es la rosa?
¿Como una flor o una piedra?
Dime por qué, mala hora,
con miedo inútil te mezclas.
Eres y por eso pasas.
Pasas, por eso eres bella.

Medio abrazados, sonrientes,
buscaremos la cordura,
aun siendo tan diferentes
cual dos gotas de agua pura.


Wislawa Szymborska
De "Llamando al Yeti" 1957
Versión de Gerardo Beltrán

4 comentarios:

gonzalo dijo...

sobre qué instante vives?

Miguel Cobo dijo...

¿Yo o Wislawa Szymborska (Premio Nobel de Literatura 1996)? No entiendo tu pregunta

Rigoletto dijo...

No conocía nada de esta mujer. Habrá que buscar para tener una visión más de conjunto.
Un abrazo,

Rigoletto

Miguel Cobo dijo...

Es muy buena, Alberto. Yo creo que podría establecerse cierto paralelismo entre su poesía y la (nuestra) de la experiencia, salvando las distancias culturales, geográficas y generacionales. Y no sólo como poeta: como persona también me parece entrañable. Lee esto:
http://www.elpais.com/articulo/portada/Pequenos/detalles/Szymborska/elpepuculbab/20091205elpbabpor_3/Tes