viernes, 29 de abril de 2011

Por la oscuridad de los ríos

video
                                             
                                               Leonard Cohen By The Rivers Dark

                                                                     ***

martes, 26 de abril de 2011

Conspiración de silencio



1


Esperó,

tras una larga noche de trenes

sin sentido,

la llegada del día,

su luz reveladora que venciera al insomnio,

en el último banco

del andén.




2


Más allá de los límites

del infinito,

donde la nada se extiende como un mar

sin nombre,

se encuentra la isla de los sueños

donde habitan los sobremurientes

de todos los naufragios.



3


Vagar

por los confines del vacío

como un suicida

sin solución mortal.

Ir del zahir al vértice

del tiempo

antes de despertar.




4

Sólo el viento del norte

se atreve a contestarme

en este acantilado que precede al abismo.

Olas que son palabras,

espuma de las dudas que rompen

en las rocas

con la furia del tiempo

harto de la soberbia de los hombres.




5


Más vale no nacer,

porque una sola lágrima

anega el corazón

y sus contornos.

Reniego del oxígeno

y sus brisas.

Regreso a la placenta

al limbo

al primigenio cero

de la nada.




6



Donde no escribí nada

y mi voz sonó muda,

fue allí donde la noche

se hizo página del tiempo

y se decanta

gota a gota,

con la lentitud de los planetas desorbitados,

el océano de la sabiduría.

 
 
 
***

Miguel Cobo Rosa

lunes, 25 de abril de 2011

Asonantes para la pelirroja



De tu belleza sé que fue soñada

por diez adolescentes en un día.

Se respiraba luz por las rendijas

a través de las cuales te espiaban.



              (Continúa en Barra libre)
 
 
***

lunes, 18 de abril de 2011

Las orillas del sueño



Deshecha en el dulzor de tus secretos,
jugosa en la sazón de tus pezones,
emerges desde el fondo de tu sueño
hasta la orilla misma del deseo.

Fluye la luz del tiempo abandonado
hasta el límite azul del Universo.

                                                   ***

domingo, 17 de abril de 2011

Solo de soledad

Perdonen que les dé la espalda (Hopper me pintó así). Tomo un café solo y amargo, como mis recuerdos. (Continúa en "barra libre")

                                                                       ***

miércoles, 13 de abril de 2011

Las bocas del silencio


El silencio del olvido

El silencio del desprecio

El silencio de la indiferencia

El silencio del desarraigo

El silencio de la soledad

El silencio del desamparo

El silencio de la duda

El silencio de los desheredados

El silencio de la premonición

El silencio de la oscuridad

El silencio del miedo

El silencio del insomnio

El silencio del vacío

El silencio del desamor

El silencio de la ansiedad

El silencio del desasosiego

El silencio de la ignorancia

El silencio de la sabiduría

El silencio de los espejos

El silencio de las estatuas

El silencio del náufrago

El silencio del autista

El silencio de Dios

El silencio de la muerte

El silencio de la Nada

El silencio de la página en blanco

***

Miguel Cobo Rosa


video

viernes, 8 de abril de 2011

Mudanza



Hoy os invito a una copa en el blog colectivo barra libre, donde Hopper nos presta su diner para crear una Atmósfera  crepuscular y envolvente con la música de Duke Ellington. Conoced de cerca a los  nighthawks que constituyen este "grupo salvaje" 

jueves, 7 de abril de 2011

lunes, 4 de abril de 2011

La espalda del mundo

Desarraigo




Llevadme a los infiernos de esta tierra,

aves del paraíso en el que habito.

Llevadme a los suburbios de Orán o de Calcuta;

despertadme del dulce sueño.

Llevadme a las pesadillas de los niños despiertos

que limpian parabrisas en Río y en Bogotá.

Abrid ante mis ojos el atlas

de los campos de muerte exuberante

en Goma y Bukawa.

Quitadme de la boca las dulces palabras

y el pan del padrenuestro

y llevadme a los mapas del hambre,

del éxodo y del odio:

Al puerto de Brindisi o a un parque de Kabul,

para jugar al fútbol en un campo de minas

con los niños mutilados del barrio.

Sacadme de esta gruta de imágenes hertzianas

y cuerpos anoréxicos de insultante belleza

y llevadme al infierno de esta misma ciudad,

sin ir más lejos: Basta cruzar el río

o salir a la calle, simplemente.



***