jueves, 15 de septiembre de 2011

Sin límites



Tu luz en la penumbra enciende los sentidos
que habitan lo profundo de la noche invocada
por la voz del deseo. Madura en el rumor
del antiguo secreto que amparan nuestros cuerpos.
No hay límites exactos que verifique el tiempo
o  puedan perfilarse en las cartas astrales
de todas las galaxias por las que deambularon
los millones de seres que antes nos precedieron
en el acto de amarse. Nuestro abrazo es la huella
seminal de los flujos que mezclan nuestra sangre.
Tras el estor celeste se expande el Universo.

                              ***
Miguel Cobo Rosa



                                                                    ***

9 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Efectivamente, de aquellos barros vienen estos lodos. Saludos cordiales.

Miguel Cobo dijo...

Ya veo, amigo José Luis, que has evitado la literalidad de "aquellos polvos". Aunque, bien mirado, si nos atenemos al Génesis, el barro fue la materia prima primigenia (valga la redundancia)en la obra de Dios. Antes fue el barro que el polvo, je,je,je.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hermosísimo poema, al margen de cachondeo. Lo veo, serio, muy serio y hermoso, como suelen ser tus poemas viscerales.
No sé por qué lo has etiquetado como poema imperfecto.

AG

Juan Herrezuelo dijo...

En el ilimitado privilegio de abrazar y ser abrazo se acumulan polvo de estrellas, secretos que ya eran antiguos cuando il mondo completó su primera rotación, medulas que han gloriosamente ardido… Infinito será, más infinito enamorado. (Qué estado de gracia el que hizo posible el parto de esta canción, por cierto). Un abrazo con el Universo de fondo.

Kaperusita dijo...

Mientras un acto tan natural pueda hacer que el tiempo pierda su importancia, es que no todo estará perdido para la humanidad, ni todas las pérdidas serán de tiempo, ni las ganancias se medirán en minutos; será en galaxias dentro de ese hermoso universo que es amarse siempre con las primeras ganas.
Un abrazo cósmico, Miguel :)

Miguel Cobo dijo...

Alberto, etiqueto algunos poemas como "imperfectos" no por modestia, sino por sus vitales defectos, "fieramente humanos" (tus amados ángeles oterianos). Son mis preferidos y los más recientes. De todas formas lo importante es que te gusten.

Un abrazo

***

Juan, el Universo de fondo es un magnífico decorado hasta para los abrazos más humildes. La democratización de la lírica, por muy malos tiempos que corran (no solo para ella y por muchos golpes bajos que recibamos). La canción de Fontana es pura inspiración; ni la banalización publicitaria pudo con ella.

Gracias una vez más, amigo, por acercarte a esta orilla.

***

Kape, me encanta tu hermosa y sencilla interpretación de lo trascendente, de lo importante. Las cosas hermosas no tienen precio y están a nuestro alcance. Pero hay que saber disfrutarlas y no dejarse deslumbrar por el brillo fugaz de tanta bisuteria comercial.

Besos, amiga.

Rochitas dijo...

Y todo aquello debió suceder para que uds se encontraran...
Me fascina la poesía de sus letras.
No se podía esperar poco para alguien que entre todos los films posibles elige, La mejor juventud, o Cinema Paradiso.

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Cosmografía. El río ha tomado vuelo.

Miguel Cobo dijo...

Hay ríos desde unicelulares hasta universales, Emilio.