lunes, 24 de enero de 2011

Las flores del sueño




A veces brotan las palabras como flores del sueño

en mitad del insomnio.

Exhalan su perfume de misterio

y extienden sus pétalos

 injertados de música

con extraños y nuevos significados

sobre los lienzos de la noche.

Entonces

mis labios rozan el lóbulo de tu oreja

al susurrar te quiero

y resuena en el laberinto de tu oído

el eco de todas las montañas.



                                    ***
 
Imagen: Hypnos. Villa de El Ruedo (Almedinilla)

11 comentarios:

Alberto Granados dijo...

Freudiano poema, Miguel. Ese sueño que genera flores que te ponen a decir cosas así en la noche... que ahora resulta, gracias a ti, que tienen pétalos injertados de música.
Despliegas una imaginería prodigiosa. Uno de estos días te comentaré un secreto.

Kaperusita dijo...

Necesidad de expresarse en voz alta. Muy sugerente, muy dulce.

Alfonso C. Cobo Espejo dijo...

Precioso. Y la categoría donde lo guardas, una auténtica contradicción. El final es el Apocalipsis now. Y sé de lo que hablo...

Un abrazo, padre.

Anónimo dijo...

Como una suave y dulce caricia.Precioso.Marifé

Miguel Cobo dijo...

Alberto, en las clases de filosofía de 6º me convertí al "freudianismo".
¿Un secreto? Me tienes en ascuas.
***
Kaperusita: La poesía sugiere, metamorfosea las palabras, las recicla e intercambia significantes y significados. Por ejemplo el "lovo" - i love you- amaría a Kaperusita.

***

Alf, Apocalipsis Now, Vietnam...Sí, debes saber de lo que hablas.

***

Marifé, parafraseando a MCLuhan, el medio (la suave y dulce caricia) es el mensaje.

Abrazos para todos.

XuanRata dijo...

He aquí un poema realista: reproduce fielmente el estremecimiento.

Rigoletto dijo...

Jolín: he leído el comentario de Xuan, pero he leído "un poema sobre el estreñimiento". Casi parada cardíaca.

Marisa dijo...

Hermoso jardín el de tu noche, flores que se nutren de la luz del amor. Espléndido.

Besos, Miguel.

Miguel Cobo dijo...

Xuan,la realidad es tan poética como la vida. Las emociones, en tanto que experiencias sensoriales, son asimismo puro realismo. Tu ojo es capaz de fotografiar hasta las palabras.

***

Amigo Alberto, tampoco sería de extrañar que produjera estreñimiento. Es lo que tiene escribir con las visceras, empiezas escribiendo con el corazón y terminas alterando el buen funcionamiento de los intestinos. En cualquier caso hubiera preferido el efecto contrario, como ponderación de lo bueno (esto está que te c...). Rigo y su humor disléxico.

***

Marisa, las palabras experimentan profundas mutaciones en los jardines de la noche. Son las flores del bien ( y también las baudelairianas del mal).


Abrazos.

Alejandra Díaz dijo...

Lo que daría para que de mis insomnios brotaran nuevamente flores...

Hermoso, Miguel.

Miguel Cobo dijo...

Alejandra, escribo con versos de Machado mi deseo de que en ti brote "la gracia de la rama verdecida":

Tu corazón espera, también hacia la luz y hacia la vida, otro milagro de la primavera.