miércoles, 7 de julio de 2010

Guía del "usua-río"



¿Sabes para qué sirven los ríos? [...] Se pueden usar para navegar -si son profundos-, para viajar, para que los tigres no se mueran de sed, para que Pando se bañe... y también sirven para otras cosas. Si uno está mal, si estás triste, buscás un río, te ponés al lado de la corriente, empezás a pensar en todo lo que te hace mal y lo decís en voz alta. Lo tenés que decir como si tiraras todo al río, y vas a ver como el agua lo lleva todo: las penas, la tristeza, la bronca por algo que haya pasado... Todo lo malo, al río.





"Roma", de Adolfo Aristaraín. Película autobiográfica del cineasta argentino y homenaje nostálgico a su madre, que da nombre a la película, y al amor incondicional de cualquier madre. El protagonista, todavía un niño, escucha a su padre a la orilla de un río.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La tengo anotada para no perdérmela.Nos vemos en la orilla!!

IRENE••• dijo...

Yo me la apunto también, que no la he visto. Y el acento argentino siempre es un punto a favor en cualquier película :)

Alberto Granados dijo...

A mí me gustó mucho y creo que la tengo, del cine de los viernes con el diario Público. Todo un cierto, hidrográfico Miguel.