viernes, 29 de octubre de 2010

Árboles de acera



Los árboles de acera no se cansan
de mirar nuestro paso con sus hojas despiertas.

Despreciamos su sombra
con una suficiencia de sabios resabiados
de aprender ignorancia.

Súbitamente un perro repara en su presencia
y marca territorio allí donde nosotros
habíamos ya perdido el último verano
sin raíz en la tierra.

Aunque no somos Newton y ellos no dan manzanas
los naranjos de Córdoba
saben mucho de leyes de gravedad sin normas
y regalan su fruto, su perfume y su sombra,
sin que a su paso el tiempo tampoco se detenga.



***

miércoles, 27 de octubre de 2010

Serrat, fuente y caudal

Serrat es a esta Riografía, lo que el oxígeno al agua. Es manantial y está en la orilla.  Fuente y caudal; cauce y canto rodado. Es memoria proustiana del niño, del adolescente, del joven que fui y del hombre maduro que soy hoy y que mira hacia atrás con cierta melancolía, no exactamente producto de una nostalgia estéril, sino como el poso de un vino decantado por la vida, por el amor, por la experiencia. Pero hablar de Serrat es redundante, casi cacofónico. Lo mejor es escucharlo. Donde quiera que estés, por ti brilló mi sol un día...(Si te acuerdas de mí).

video

 

viernes, 22 de octubre de 2010

Canción (antigua) del amanecer


Despierta la ciudad tras el derroche
de amargos sueños y sudor de entrega
cansada del ardor en la refriega
que en su fragor le concedió la noche.

Seres heridos por la luz del día
descienden de la luna hasta la duda
del devenir o la verdad desnuda
desgranada en su triste melodía.

Lucha feroz del hombre por la vida
acontece tenaz en el asfalto:
infarto o frustración, sino suicida.

Caballo  a la carrera, salto a salto,
desbocado sin meta y sin salida,
por mor de ser y de llegar más alto.

Sucumbe el sol de nuevo y su derrota
exprime la esperanza gota a gota.



Fotografía: "Amanecer en Córdoba" -  Rafacor (Panoramio)

lunes, 18 de octubre de 2010

jueves, 14 de octubre de 2010

Balada triste de trompeta



Me detengo en la acera
sin recordar el nombre de la calle
donde perdí la noche con su frío.
Desangelado el paso continúo
con la balada triste de trompeta
que anuncia el Multicines: Hoy estreno.
Es octubre otra vez. La vida pasa.
Hiere la luz de los escaparates, triste.
Los encajes de moda de este otoño
se visten con tus ojos. Los cristales,
lunas de transparencia pasajera,
dejan las maniquíes clausuradas
en su alma de cartón que también sufre.
Tiembla en mi voz tu nombre,
ya recuerdo sonoro, ya silencio.
Llegamos al portal. Busco las llaves
mientras pasa el camión de la basura.
En el tercero izquierda, como siempre,
nos espera otra noche sin estrellas.



Fotografía:  El trompetista Chet Baker

lunes, 11 de octubre de 2010

Partida jugada, llamada perdida



Con los pies en la tierra
jugamos a vivir
gastando el tiempo
con la clara ilusión
o el turbio miedo
según vengan las cartas de los días
marcadas
con los números de dios
o de tu móvil


***

Miguel Cobo Rosa

sábado, 9 de octubre de 2010

La chanson de Satie

video



Arthur H & Feast

Dirección:Florence Henrard, Carles Porta


Producción: Teatre Píxel

Animación: Florence Henrard

Música: Arthur H

miércoles, 6 de octubre de 2010

Hambre (corregida y aumentada)




De su pan de cerezas

De su vino de peces

De su fruta de luna

De su leche nocturna

De sus dulces moluscos
De sus acres frambuesas

De sus moras doradas

De sus croissants menguantes

De sus higos Burjoti

De sus fibras de néctar

De sus fuentes de labios

De sus fértiles dunas

De su fina gavesia

De sus dátiles álgidos

De su exótica litchis

De sus senos de Siena

De sus glúteos de sémola

De sus ácidos bífidos

De sus dedos de seda

De sus jugos de algas

De sus hebras cromáticas

De sus muslos de harina

De su miel de saliva

De su zumo de brisa

De sus gritos de savia

De su cera de ombligo

De sus esporas núbiles

De sus brácteas de espuma

De su sudor de ninfa

De su crema de nieves

De su nata de sueño

De su olor de sirena

De su sexo de hambre

viernes, 1 de octubre de 2010

Melodía del río

video

Hermosa canción "riográfica" tocada por el gran maestro Rubén González.  En este tema lo acompaña la trompeta de Manuel "Guajiro" Mirabal.